Comprar vivienda

Consejos antes de comprar su vivienda

La compra de una vivienda es una de las decisiones más importantes en la vida de una persona. Probablemente es la mayor inversión que haremos y definirá nuestro estilo de vida, nuestra familia y marcará nuestra manera de vivir en los próximos años. Además de una inversión económica importantísima, supone un componente psicológico fuerte y emocional. Por eso nuestra recomendación es ponerse en manos de un buen asesor inmobiliario para que te ayude y te acompañe en todo el proceso.

A continuación, te explicamos los 6 pasos en que una buena agencia inmobiliaria puede ayudarte. Merece la pena, en una inversión tan importante, dedicar tiempo para elegir el mejor profesional.

Qué vivienda necesita

Un profesional inmobiliario puede ayudarte a elegir realmente qué casa necesitas. Puede que tu tengas en la cabeza alguna idea, pero si te pones en manos de un buen agente, te ayudará a descubrir la vivienda que necesitas y que se adapte a tus necesidades. Para ello, es importante que hables con sinceridad y honestidad de tus expectativas: dónde has pensado vivir, qué tamaño de casa necesitas y cuánto presupuesto tienes. Estas tres características son básicas: ubicación, tamaño y precio.

Analiza tu búsqueda desde el ‘big data’

Un buen profesional podrá orientarte sobre el precio de la zona, que conoce por su propia experiencia y por el uso que haga de las herramientas de análisis del mercado de las que dispone. Desconfía del profesional que no ayude con un análisis basado en alguna de las herramientas online de las que cuenta para analizar el mercado en cada momento. Muchas agencias que trabajan con idealista cuentan con estadísticas que pueden compartir contigo para darte la mejor evaluación de valor.

Con una agencia puedes conseguir un mejor precio

Un asesor inmobiliario es, hoy día, el mejor aliado del comprador y puede pelear con el vendedor la aceptación de la oferta que le pases. Comprar directamente al particular, contra la creencia generalizada, puede salirte más caro. Los particulares normalmente son más reacios a negociar las ofertas que un comprador puede presentarles mientras que un buen experto ayudará al vendedor a entender la realidad del mercado y conoce de verdad cuántas ofertas se han pasado y si la tuya puede ser la ganadora.

Gestión de todo el papeleo

Comprar una vivienda no es simplemente pasar una oferta y ya está, es tuya. Desde que ambas partes, comprador y vendedor se ponen de acuerdo, hay un camino de papeleo, burocracia y administración. Un buen asesor inmobiliario te acompaña y gestiona todo este trámite que para la inmensa mayoría de los compradores es su primer contacto en su vida. Desde comprobar que el inmueble se puede vender, hasta que está libre de cargas, se encuentra registrado y el vendedor es efectivamente quien lo vende. Otros papeleos son la gestión de las deudas, el certificado energético, que la casa está al orden del día en el pago de los impuestos y la comunidad o si hay derramas.

Elige bien la financiación hipotecaria

La mayor parte de los compradores necesita financiación bancaria para conseguir la casa de sus sueños. Conocer toda la oferta hipotecaria es un trabajo arduo y que lleva mucho tiempo. ¿Qué es mejor a tipo fijo o variable? ¿A cuántos años? Ponerse en manos de un buen experto inmobiliario que te ayude a elegir la mejor hipoteca que se adapte a tu perfil puede suponer la diferencia entre poder comprar, o no, la casa. “El asesoramiento de un profesional para conseguir la mejor hipoteca puede ahorrarte mucho dinero y puede ser crítico hasta el punto de que será determinante para que de verdad puedas comprar la casa. Los buenos agentes inmobiliarios juegan un papel esencial al estar en contacto con clientes y bancos. Además, te ahorran mucho papeleo y quebraderos de cabeza”, asegura Juan Villén, responsable de idealista/hipotecas.

Llega el día

La notaría. Si ya encontraste tu casa, acordaste el precio, confirmaste que todos los papeles están bien y has negociado la hipoteca, todo está listo para ir a firmar. En la mayoría de los casos el momento de la compraventa en la notaría es un proceso rápido y fácil, si tu experto inmobiliario trabaja con una buena notaría donde le conocen y le dan un trato preferente que te será muy útil. Pero si surge cualquier problema y no cuentas con alguien que conozca el proceso y te ayude, puedes encontrarte en un apuro porque no sabrás cómo seguir y qué pasos hay que dar. Meterse en una notaría por primer a vez a firmar la mayor operación de tu vida es como practicar un deporte de riesgo. Mejor ten al lado a alguien que conozca cómo actuar en caso de problemas.

Consejos para la compra de viviendas

Y después, ¿qué? todos pensamos que con la firma ante notario se acaba el proceso de compraventa. Pero en realidad no es así. Aun te queda registrar la escritura, pagar impuestos, dar de alta los suministros, hablar con el presidente de la comunidad, tomar posesión de la vivienda, vaciarla si tiene muebles o meterse en una reforma si quieres hacerla a tu gusto. Todo esto puedes hacerlo tú, el papeleo se lo puedes dar a una gestoría o en la notaría te pueden ayudar con la parte administrativa, pero también puedes pedirle a tu asesor inmobiliario que se encargue de todo y que continúe a tu lado para los pasos finales con el objetivo de que llegue el día en que por fin, te sientes en el sofá de tu nueva casa a ver la tele.

Fuente: Idealista

Deja un comentario

WhatsApp chat