Precios de los inmuebles en Venezuela caen 75% en los últimos años

Los precios de los inmuebles en Venezuela han caído un 75 % en los últimos 20 años, con lo cual se mantienen entre “los más bajos de toda América Latina”, informó este martes el presidente de la Cámara Inmobiliaria del país suramericano, Carlos Alberto González.

En promedio, la cotización actual del metro cuadrado “representa un 25 %” con respecto “al valor de un metro cuadrado hace 20 años”, explicó González, en conversación con Efe, al afirmar que los precios en Venezuela son los más bajos de la región.

Vista de una construcción este martes, en el este de Caracas (Venezuela). EFE/ Rayner Peña

El metro cuadrado se cotiza actualmente entre 350 y 400 dólares en promedio, mientras que zonas de clase media y media-alta, como las urbanizaciones caraqueñas de Altamira o Los Palos Grandes, se tasan alrededor de 1.000 dólares, “cuando eran zonas que se cotizaban a 2.000 o 2.500 dólares” hace cuatro años, dijo González.

La baja en los precios es un reflejo de la situación del sector inmobiliario. Según las cifras más recientes disponibles del Banco Central de Venezuela (BCV), esta actividad culminó el tercer trimestre de 2018 con una caída del 13 %, con lo cual sumó 19 trimestres consecutivos de contracción.

Termómetro inmobiliario

La actividad inmobiliaria es un termómetro del desempeño del país suramericano, que ha encadenado 20 trimestres de caída de su aparato productivo y que acumula una contracción del 60 % desde 2013.

González indicó que las dos grandes áreas que comprende el sector se han visto afectadas por la recesión, tanto la promoción de nuevos inmuebles, ya sea para uso habitacional o comercial, como el área de comercialización, que incluye la venta de inmuebles nuevos y usados.

En el caso de la actividad inmobiliaria primaria, precisó que en 2009 el sector privado materializó “alrededor de 80.000 unidades de vivienda”, unos 5,6 millones de metros cuadrados, a un promedio de 70 metros cuadrados.

Este año, “siendo indulgentes”, se producirán unas 1.000 unidades habitacionales, unos 70.000 metros cuadrados en total -un desplome del 98,75 % en una década- lo que implica “la paralización total del mercado”, según González.

Si bien en algunos sectores de Caracas actualmente se desarrollan algunos edificios de uso comercial, unos 600.000 metros cuadrados de oficinas, advierte que esos desarrollos responden “a la protección que estas empresas propietarias de esos inmuebles están haciendo”.

Explicó que las limitaciones en la compra y venta de divisas impiden a muchas empresas repatriar dividendos, por lo que las firmas “prefirieron invertir acertadamente” sus bolívares en infraestructuras.

Ante la ausencia de proyectos habitacionales, públicos y privados, el sector “descansa fundamentalmente en el mercado secundario”, en el que también han bajado el número de transacciones y el precio que pagan los compradores.

Los precios de los inmuebles en el mercado secundario “están muy por debajo de los valores de reposición”, es decir, de los valores a los cuales se construiría una propiedad similar.

Mientras en el mercado secundario el metro cuadrado de una vivienda se cotiza en 300 dólares, “comprar el terreno, hacer el proyecto, construirla estaría alrededor de 600 dólares, aproximadamente”, señaló.

Esto se convierte en un desincentivo para los promotores inmobiliarios, pues entrarían a competir con un mercado secundario con precios más bajos.

Buenas noticias

González advierte que hay “buenas noticias”, pues los estudios de precios indican que el mercado llegó a “un punto de inflexión” y los precios se han estabilizado, lo que permite considerar que de producirse “cualquier cambio pequeño, ya en lo político, ya en lo económico”, generaría “cambios importantes en los precios”.

MERCADO INMOBILIARIO EN VENEZUELA

La economía de Venezuela, el país con las mayores reservas probadas de crudo, se mantiene sumida en su sexto año de recesión, en medio de una crisis política y social.

EFE. Caracas 3 sep. 2019

MERCADO INMOBILIARIO EN VENEZUELA

Que esperar del Mercado Inmobiliario

¿QUÉ ESPERAR DEL MERCADO INMOBILIARIO EN VENEZUELA?

Muchas personas me preguntan por acá qué pasa con los inmuebles. Aquí unas ideas breves: desde 2013 la economía venezolana no ha dejado de caer. La contracción de los diferentes sectores de la economía no tiene precedente histórico, destacando la construcción con una caída acumulada de 92 % entre 2013 y 2018. En un contexto de aguda crisis económica y de contracción del poder adquisitivo, el mercado inmobiliario también ha sufrido. Los precios se encuentran en un mínimo histórico. En estos momentos, el precio por metro cuadrado es apenas un 12 % de lo que eran en el año 1997, utilizando como referencia el área metropolitana de Caracas.

¿Qué esperar?

Para saber qué podemos esperar del mercado inmobiliario, conviene distinguir entre el corto y el mediano plazos. En el corto plazo, los precios van a continuar deprimidos, pues no se esperan cambios en el rumbo de la economía. Aquí lo conveniente es estar a la caza de oportunidades de activos, especialmente si se tienen las expectativas de un cambio de conducción de la economía en el mediano plazo. Comprar hoy es una gran oportunidad frente a precios tan deprimidos. En un horizonte de recuperación de la inversión en un lapso de tiempo no menor a 5 años. En el caso que estés en la acera contraria, es decir, que tengas propiedades y estés pensando en vender, conviene actuar con cautela. Pues estamos frente a precios muy bajos.

Leer: VENCER A LA CRISIS

Es importante que tengas mucho cuidado con la transacción cambiaría que hagas en el proceso de compra – venta de un inmueble. Dado el contexto geopolítico en que estamos, las transacciones que involucran moneda extranjera para los venezolanos están siendo muy vigiladas y más en un entorno donde circulan capitales de dudosa procedencia.

Lee: MOMENTO DE INVERTIR

En el mediano plazo, las consideraciones sobre el mercado inmobiliario son muy halagadoras. En un escenario de transición, estimo que las propiedades ligadas a oficinas, apartamentos de alto nivel y activos mo que las propiedades ligadas a oficinas, apartamentos de alto nivel y activos empresariales van a tener un repunte significativo, pues la entrada de capitales es allí donde va a tener la mayor incidencia.

ASDRUBAL OLIVEROS

LA IMAGEN COMO PROFESIONAL INMOBILIARIO

Profesional inmobiliario trabajando

Para un profesional inmobiliario mantenerse al día con las tendencias del mercado. Esto es fundamental para generar confianza en sus públicos, que constantemente monitorean la situación y evalúan su capacidad de respuesta. Todo con miras a decidir si vale la pena depositar su confianza en él o buscar otras opciones.

El área de bienes raíces en Venezuela ha estado marcado por una serie de cambios en los últimos años, como resultado de la modificación del marco jurídico, que ha significado para las agencias inmobiliarias asumir el compromiso  de revisar sus estatutos, reglamentos y condiciones comerciales. El objetivo es garantizar su permanencia en el mercado pese a las circunstancias adversas del entorno, que han puesto en jaque a las organizaciones con esquemas rígidos.

En el ámbito inmobiliario, es menester tomar en consideración la situación de los clientes, quienes acuden a las empresas de bienes raíces para obtener una asesoría que les permita concretar de modo satisfactorio su requerimiento de propiedades, que puede ser en alquiler o compra.

Negociación exitosa

Lograr una negociación exitosa implica brindar confianza al cliente, no basta con tener en la cartera los inmuebles más atractivos del mercado, es prioridad dominar el proceso de comercialización, establecer una comunicación sólida que genere la confianza en la marca representada por el franquiciado, así como se debe acompañar al cliente durante todo el proceso de negociación.

Un profesional inmobiliario que se ocupe de aclarar las dudas, que ofrezca respuestas confiables y certeras, logrará posicionarse como un agente de alto nivel, convirtiéndose en referencia en el área de bienes raíces, atrayendo más clientes para sí y para la organización cuya marca representa.

Esto tendrá como consecuencia un fortalecimiento de la imagen de su empresa, con lo cual se colocará en una posición de prestigio dentro del mercado, hecho que constituye la meta de todo emprendedor, debido a los beneficios a largo plazo que representa, que van más allá de obtener ganancias producto de las negociaciones realizadas durante un mes.

Valor agregado

Los valores agregados deben formar parte de los aportes que día tras día la organización brinda a sus públicos.

  • La atención directa y personalizada.
  • La información actualizada que se envía directamente a las personas interesadas en una propiedad.
  • La verificación de las características de los inmuebles.
  • La valoración de las necesidades de los clientes.
  • El análisis de las ventajas y limitaciones de cada propiedad.
  • El estudio acerca de las alternativas a disposición del presupuesto del cliente.

No se trata de vender únicamente

Se trata de un servicio íntegro que se fortalece cada día con las herramientas que van surgiendo como resultado de la evolución tecnológica y los requerimientos del mercado venezolano. Por ese motivo puede decirse con propiedad que lo mejor que usted puede hacer cuando tenga que comprar, vender o alquilar, es ponerse en manos de un profesional inmobiliario.

ANGEL PINTON

NO VENDA INMUEBLES, CONSOLIDE SU MARCA

Uno de los paradigmas más arraigados en el área de bienes raíces, al menos durante su período clásico, era creer que una agencia inmobiliaria tenía obligatoriamente que trabajar con el único propósito de acumular cifras de las comisiones que ganaban producto de las ventas, alquileres y administración de propiedades de diversa índole, en lugar de procurar el reconocimiento y confianza de los clientes.

Esa idea tuvo seguidores durante una importante porción de tiempo, hasta que se produjo la evolución del mercado, que llevó a los gerentes de empresas de bienes raíces a revisar sus estatutos, principios y manuales de procedimientos, con miras a lograr una adaptación a la nueva dimensión del mercado, particularmente en el caso de aquellas inmobiliarias que operan en Venezuela.

Funcionar con un criterio vertical, cerrado a la innovación, tuvo como resultado la desaparición de aquellas empresas que se negaron a modificar sus esquemas de trabajo; toda persona que se dedique a los negocios debería entender que no es recomendable estancarse en posiciones que no permiten evolucionar, en especial al tratarse del sector inmobiliario, que constantemente requiere una supervisión de aquellos elementos que condicionan la posibilidad de concretar ventas o arrendamiento de propiedades

Atención al cliente

La premisa debe ser mantener la atención en el cliente, con miras a establecer una comunicación permanente que facilite la obtención de información relativa al tipo de propiedad que se requiere en un momento determinado, las inquietudes, dudas y preguntas que pueda tener un cliente acerca de las condiciones para la negociación, establecer prioridades en cuanto al acondicionamiento del inmueble previo a su ocupación, así como cualquier otro aspecto que sea fundamental para tomar la decisión final.

Un agente inmobiliario con criterio debe saber jerarquizar las prioridades de sus clientes, atendiendo cada una de ellas con precisión, impartiendo confianza en cada paso del proceso, de tal modo que sea viable apreciar los detalles inherentes a la negociación, contribuyendo de esa forma al fortalecimiento del vínculo entre el profesional de bienes raíces y su cliente.

Obrando de este modo, se aseguran la fidelidad de sus clientes, el prestigio y respeto hacia su profesión, además de consolidar el posicionamiento de su marca dentro del mercado venezolano, con miras a seguir obteniendo éxitos en cualquier nueva área de negocios que decidan emprender.

LA MARCA INMOBILIARIA

marca inmobiliaria

Con frecuencia observamos como surgen nuevas marcas que entran a competir en el mercado con las firmas de reconocida trayectoria y un posicionamiento estratégico tildado de sólido e inexpugnable, que dan origen a estrategias de marketing dirigidas a obtener un “sitial secundario” por considerar imposible llegar a los primeros lugares.

Si algo debe tenerse claro en el mundo de los negocios es que no debe tenerse nada como imposible, con metodología, disciplina y enfoque cualquier meta, por difícil o cuesta arriba que se presente. Lo primero que debe hacer un emprendedor es conocer qué terreno está pisando, darse cuenta de las oportunidades que tiene a su alcance para elaborar sus estrategias de trabajo, que deben diseñarse para ir escalando posiciones en el mercado.

Justamente el impulso inicial de una marca, su entrada al mercado debe aprovecharse para ganar la preferencia del público, así como su confianza, logro que lleva tiempo en alcanzar ese objetivo, sin embargo al contar con una metodología correcta desde el primer instante, una marca impacta y va marcando tendencia, en especial si su lanzamiento incluye el uso de la tecnología de última generación, como las redes sociales y sitios web.

Marca inmobiliaria

El área de bienes raíces entra por supuesto en la palestra de las marcas que marcan tendencia desde el inicio, la creación de su sitio web interactivo, el proceso de formación de su equipo de trabajo, así como su expansión demuestran que no existen imposibles en el mundo de los negocios.

En ese orden de ideas, es importante señalar que la estrategia debe basarse en proyectar confianza en su marca comercial, dotando a sus profesionales de todos los recursos tecnológicos para realizar publicidad convencional y no convencional, de modo constante, de tal modo que a cada instante y en todo lugar se deje huella, favoreciendo el posicionamiento en el mercado inmobiliario.

Esa estrategia, unida al establecimiento de redes de comunicación entre los integrantes del equipo de trabajo y sus públicos, permite se fortalezca cada vez más en el mercado venezolano, consolidando alianzas estratégicas con otras empresas de bienes raíces, hecho que ratifica la tendencia del mercado a compartir plazas, con lo cual se abona el terreno para la diversificación del trabajo y para la instauración de nexos duraderos entre organizaciones dirigidas al mismo público, que busca invertir en las propiedades disponibles.

ANGEL PINTON

Chao a los TURISTAS, hola a los PROSPECTOS

Turistas o Prospectos

Es común encontrarse con personas que se presentan como posibles compradores pero que, en realidad, solamente les mueve la curiosidad. No pretenden comprar nada. Estos falsos prospectos desperdician tiempo y esfuerzo por lo que es importante deshacerse de ellos lo antes posible sin llegar a molestarlos.

Aprende a distinguir entre buenos y malos clientes

El primer paso para ahorrar recursos en clientes que no van a comprar una casa es identificarlos de los que sí lo pretenden. Las características de los primeros son claras: el nivel de curiosidad es muy superficial; sus preguntas se quedan al nivel de quien conoce algo nuevo pero sabe que no tendrá ninguna función en su vida.

Por otra parte, un cliente que realmente pretende hacerse de un inmueble se mostrará muy interesado en el aspecto económico de la operación, dada la magnitud de la cantidad de dinero que involucra.

Otro factor a tomar en cuenta para distinguir entre los dos tipos de prospectos es el nivel de preparación de cada uno. Los buenos clientes, al estar realmente interesados en adquirir una casa, estarán bien informados sobre las condiciones del mercado inmobiliario. Los malos clientes sabrán poco o nada del tema porque no les interesa.

Los compradores ya no tienen la última palabra en el mercado inmobiliario

Despídete de los clientes malos a la brevedad posible

Este tipo de clientes son más nocivos de lo que puede parecer. Es posible que mientras pierdes el tiempo con uno de ellos, se te escape una venta segura. El tiempo que pases con ellos debe de ser el menor posible, sin embargo, es importante que no perciban que los estás despidiendo, pues puede que en algún momento regresen con verdaderas intenciones de compra.

La clave para que se vayan cuando tu quieres y que lo hagan de buena forma es despedirse con alegría. El cliente no debe percibir en ningún momento que te está quitando el tiempo. También podría ser perjudicial que emita una mala reseña de la atención que recibió.

En primer lugar, no des más información de la que necesita alguien que no va a comprar. Atiende al cliente sin entrar a los específicos, de hacerlo, perderás tiempo en cosas que a la persona que no va a comprar no le interesan.

Una vez hayas terminado de mostrar el inmueble pregunta sobre dudas que puedan tener antes de terminar, así el cliente sabrá que ha llegado al final de la visita. Tras atender a cualquier pregunta o aclaración que puedan tener, despídete de manera muy cordial y ponte a sus órdenes. De esta forma, el mal cliente no consumirá más de tu tiempo y tampoco quedará disgustado con tu atención.

LEER BIEN AL CLIENTE

Debemos identificar los buenos prospectos
Caracas

El mejor aliado para organizar prospectos

Para el agente inmobiliario, uno de las dificultades que surge con estos prospectos, es para la organización de llamadas e interacciones que tengamos tanto con los prospectos que estamos tratando de despedir, como con los que sí estamos logrando avances. Una excelente opción para mantener toda esta información ordenada es a través de CRM Inmobiliario, una herramienta que nos permite tener un registro detallado con toda la información importante de nuestros prospectos.

Fuente: CRM Inmobiliario

MOMENTO DE INVERTIR

inmobiliaria

Las situaciones de crisis por la que atraviesan algunos países generan reacciones diversas en la población, mientras algunos optan por cerrar sus negocios y emigrar, otros realizan ajustes en su presupuesto, incluyendo reducción de nómina; otros más visionarios y con un enfoque dirigido a salir adelante, deciden emprender nuevos rumbos, arriesgándose a invertir y crear organizaciones ante la mirada atónita de algunas personas que les rodean.

Decidirse por invertir en el sector de bienes raíces, constituye una de las alternativas más provechosas del área económica, en virtud de los ingresos y alianzas estratégicas que pueden concretarse a través de la comercialización de inmuebles en venta y alquiler.

pixbay

Cada día son más las personas que deciden incursionar en la profesión de corredor de bienes raíces, hecho que se evidencia en el proceso de expansión de organizaciones como Angel Pinton Inmobiliaria, que desde sus comienzos, no ha dejado de recibir en sus filas a quienes cumplen con los lineamientos establecidos para emprender carrera como profesional inmobiliario.

Orientaciones profesionales

Orientarse a prestar un servicio integral al cliente, cumplir con el proceso de formación, establecer alianzas, así como la estructuración de equipos de trabajo y la creación de redes de comunicación, integran los pasos que deben seguirse para convertirse en profesional inmobiliario.

Todo esto genera cambios sustanciales en la trayectoria de quienes asumen ese compromiso, dotándolos de herramientas que les permiten imantar clientes, obtener el respaldo de una marca consolidada, además de concretar importantes negociaciones que impulsarán el posicionamiento de la marca organizacional.

Por ese motivo, si usted desea alcanzar el éxito en medio de la crisis, decídase a romper esquemas y sea artífice de su éxito y del surgimiento de su marca personas, que le permitirá colocarse en un sitial de buena imagen y referencias en materia de bienes raíces, con lo cual estará dando un importante paso en el proceso de construcción de su bienestar profesional y económico.

Es de esta manera como se logra vencer cualquier tipo de duda o factores de incertidumbre, que constituyen dificultades normales dentro del día a día de una organización, sin embargo es prioridad que se tomen las previsiones para presentar siempre una respuesta apropiada a los públicos de la empresa, tomando en consideración la diversidad de variables que suelen alterar las condiciones del mercado, especialmente si se trata del caso de Venezuela.

ANGEL PINTON

Consejos antes de comprar su vivienda

Comprar vivienda

La compra de una vivienda es una de las decisiones más importantes en la vida de una persona. Probablemente es la mayor inversión que haremos y definirá nuestro estilo de vida, nuestra familia y marcará nuestra manera de vivir en los próximos años. Además de una inversión económica importantísima, supone un componente psicológico fuerte y emocional. Por eso nuestra recomendación es ponerse en manos de un buen asesor inmobiliario para que te ayude y te acompañe en todo el proceso.

A continuación, te explicamos los 6 pasos en que una buena agencia inmobiliaria puede ayudarte. Merece la pena, en una inversión tan importante, dedicar tiempo para elegir el mejor profesional.

Qué vivienda necesita

Un profesional inmobiliario puede ayudarte a elegir realmente qué casa necesitas. Puede que tu tengas en la cabeza alguna idea, pero si te pones en manos de un buen agente, te ayudará a descubrir la vivienda que necesitas y que se adapte a tus necesidades. Para ello, es importante que hables con sinceridad y honestidad de tus expectativas: dónde has pensado vivir, qué tamaño de casa necesitas y cuánto presupuesto tienes. Estas tres características son básicas: ubicación, tamaño y precio.

Analiza tu búsqueda desde el ‘big data’

Un buen profesional podrá orientarte sobre el precio de la zona, que conoce por su propia experiencia y por el uso que haga de las herramientas de análisis del mercado de las que dispone. Desconfía del profesional que no ayude con un análisis basado en alguna de las herramientas online de las que cuenta para analizar el mercado en cada momento. Muchas agencias que trabajan con idealista cuentan con estadísticas que pueden compartir contigo para darte la mejor evaluación de valor.

Con una agencia puedes conseguir un mejor precio

Un asesor inmobiliario es, hoy día, el mejor aliado del comprador y puede pelear con el vendedor la aceptación de la oferta que le pases. Comprar directamente al particular, contra la creencia generalizada, puede salirte más caro. Los particulares normalmente son más reacios a negociar las ofertas que un comprador puede presentarles mientras que un buen experto ayudará al vendedor a entender la realidad del mercado y conoce de verdad cuántas ofertas se han pasado y si la tuya puede ser la ganadora.

Gestión de todo el papeleo

Comprar una vivienda no es simplemente pasar una oferta y ya está, es tuya. Desde que ambas partes, comprador y vendedor se ponen de acuerdo, hay un camino de papeleo, burocracia y administración. Un buen asesor inmobiliario te acompaña y gestiona todo este trámite que para la inmensa mayoría de los compradores es su primer contacto en su vida. Desde comprobar que el inmueble se puede vender, hasta que está libre de cargas, se encuentra registrado y el vendedor es efectivamente quien lo vende. Otros papeleos son la gestión de las deudas, el certificado energético, que la casa está al orden del día en el pago de los impuestos y la comunidad o si hay derramas.

Elige bien la financiación hipotecaria

La mayor parte de los compradores necesita financiación bancaria para conseguir la casa de sus sueños. Conocer toda la oferta hipotecaria es un trabajo arduo y que lleva mucho tiempo. ¿Qué es mejor a tipo fijo o variable? ¿A cuántos años? Ponerse en manos de un buen experto inmobiliario que te ayude a elegir la mejor hipoteca que se adapte a tu perfil puede suponer la diferencia entre poder comprar, o no, la casa. “El asesoramiento de un profesional para conseguir la mejor hipoteca puede ahorrarte mucho dinero y puede ser crítico hasta el punto de que será determinante para que de verdad puedas comprar la casa. Los buenos agentes inmobiliarios juegan un papel esencial al estar en contacto con clientes y bancos. Además, te ahorran mucho papeleo y quebraderos de cabeza”, asegura Juan Villén, responsable de idealista/hipotecas.

Llega el día

La notaría. Si ya encontraste tu casa, acordaste el precio, confirmaste que todos los papeles están bien y has negociado la hipoteca, todo está listo para ir a firmar. En la mayoría de los casos el momento de la compraventa en la notaría es un proceso rápido y fácil, si tu experto inmobiliario trabaja con una buena notaría donde le conocen y le dan un trato preferente que te será muy útil. Pero si surge cualquier problema y no cuentas con alguien que conozca el proceso y te ayude, puedes encontrarte en un apuro porque no sabrás cómo seguir y qué pasos hay que dar. Meterse en una notaría por primer a vez a firmar la mayor operación de tu vida es como practicar un deporte de riesgo. Mejor ten al lado a alguien que conozca cómo actuar en caso de problemas.

Consejos para la compra de viviendas

Y después, ¿qué? todos pensamos que con la firma ante notario se acaba el proceso de compraventa. Pero en realidad no es así. Aun te queda registrar la escritura, pagar impuestos, dar de alta los suministros, hablar con el presidente de la comunidad, tomar posesión de la vivienda, vaciarla si tiene muebles o meterse en una reforma si quieres hacerla a tu gusto. Todo esto puedes hacerlo tú, el papeleo se lo puedes dar a una gestoría o en la notaría te pueden ayudar con la parte administrativa, pero también puedes pedirle a tu asesor inmobiliario que se encargue de todo y que continúe a tu lado para los pasos finales con el objetivo de que llegue el día en que por fin, te sientes en el sofá de tu nueva casa a ver la tele.

Fuente: Idealista

Los compradores ya no tienen la última palabra en el mercado inmobiliario

compradores ya no tienen la última palabra en el mercado inmobiliario

La posibilidad de un cambio político alienta el mercado inmobiliario, deprimido en los años más recientes. Los activos comienzan a revalorizarse. De ser un sector en el que el comprador era quien marcaba la pauta, ahora el vendedor actúa con menos premura y más cautela en un ambiente de mejores expectativas.

“Hoy suenan los teléfonos, los interesados preguntan, la gente oferta. De ser un mercado de compradores, ahora el vendedor dice: calma pueblo”, describe Aquiles Martini, ex presidente de la Cámara Inmobiliaria de Venezuela, la realidad del sector desde mediados de enero.

Con la llegada de Juan Guaidó a la presidencia de la Asamblea Nacional y su posterior juramentación como presidente encargado de Venezuela, luego que el parlamento declarara usurpador a Nicolás Maduro, quien el 10 de enero asumió un segundo mandato producto de unas elecciones fraudulentas, las expectativas de un inminente cambio político comenzaron a reflejarse en el mercado inmobiliario.

“Se están revaluando las condiciones, las propuestas de ventas, el diseño de la propiedad para hacerla más rentable. El comprador entiende que hoy las expectativas son diferentes y que ya no hay precio de gallina raquítica, porque los precios en los que se comercializaban las propiedades inmobiliarias estaban por debajo del costo de reposición”,

Martini

El aire es distinto al que se respiraba cuando comenzó 2019. Nadie podía imaginar lo que estaba por suceder. Y es que hasta quienes se vieron obligados a abandonar Venezuela sin poder vender su inmueble, hoy muestran cautela con sus propiedades y muchos de ellos han decidido paralizar el proceso.

Aunque la incertidumbre es la que manda ante la tensión entre ambos bandos políticos, las perspectivas negativas de inicios de año se revirtieron y el sector inmobiliario toma impulso.

Comienza a crearse un clima de confianza con el cambio posible y quienes se desprendían de sus bienes a precios de remate, ya se lo piensan. Hasta la referencia del precio promedio del metro cuadrado para valorar el inmueble había desaparecido. “Es difícil, pero el mercado se movía solo por expectativas”, indica Martini.

Negociaciones acordadas verbalmente se detuvieron con el nuevo escenario. Anays Torres, asesora inmobiliaria, señala que los dueños de una casa de 400 metros cuadrados en los altos mirandinos, regresaron al país de Portugal -a donde se residenciarían- para echar para atrás la venta de la propiedad amoblada que se había convenido por el precio de referencia solicitado por el propietario de 28.000 dólares.

El valor de la casa, sin los enseres, está sobre los $200.000, asegura Torres, quien coincide con Martini en que el avalúo no existe en la práctica. El precio lo determinaba “el análisis de mercado comparativo, cuánto cuesta una propiedad en una zona similar para que pueda ser competitivo”.

El comprador era quien en los últimos tres años tenía la última palabra. Era quien ponía el precio ante la creciente necesidad de vender inmuebles para dejar el país, principalmente. Sin embargo, algunos optaron por marcharse sin cerrar la negociación porque se negaban a obtener un precio simbólico por un bien que valía mucho más de lo que podían obtener por él.

Los inmuebles se vendían hasta por una tercera parte, indica Torres. “El comprador daba la pauta en el mercado hasta hace pocas semanas. El furor por el efecto Guaidó cambió la situación”, señala Torres, quien comenta que desde entonces en Inmobiliaria AbreSuCasa, la empresa para la que trabaja, cinco clientes optaron por frenar la venta o retirar la publicación de sus viviendas de Internet.

En el mismo período, no ha cerrado un contrato en el que el precio inicial de referencia haya aumentado, pero en todo caso el vendedor desecha la contraoferta del comprador.

“Los elementos que generaban precios de liquidación ya no existen. Aunque la economía sigue colapsada, hay devaluación, no hay crédito y la gente quiere dólares y no bolívares, la caída de los precios se detuvo. La curva tenderá al alza porque se acabaron las expectativas negativas y lo mínimo a aceptar será el costo de reposición”

Martini

Las empresas también

Así como con las viviendas, ocurre en otras áreas del sector. Empresas que estaban en venta ya no lo están. Al empresario nacional con arraigo le cuesta desprenderse de su trabajo. A pesar de que ponían un precio cuando aparecía algún interesado se arrepentían o subían la apuesta para evitar la compra.

Con una economía que ha perdido más de 50% del PIB en cinco años, cierre de miles de establecimientos industriales y con un mandato de Maduro por un sexenio más, 2019 se vislumbraba aún peor. “Se iba a consolidar como el año del comprador, los precios iban a caer más, nadie preveía lo que pasó en enero”, dice Héctor Benavente, consultor estratégico-financiero.

Fondos de inversión han mostrado reiterado interés en fábricas locales de bienes de consumo, en las que buscan colocar capitales a la espera de tiempos mejores.

Aunque la dinámica de mercado sigue siendo complicada, el experto observa que las compañías pueden aguantar hasta el mes de abril para luego tomar una decisión.

En los planes estratégicos de Benavente, junio sería el mes en el que daba un cambio, pero económico obligado por el extremo deterioro del país, pero no avizoraba uno político.

“Mucha gente se va a quedar con la plata en el bolsillo”, comenta Benavente, CEO de Kairos Consulting, quien recomienda no vender por dos o tres meses si no hay una necesidad extrema que lo justifique.

Martini es más optimista y se apoya en el Plan País presentado recientemente por el equipo de Guaidó a los venezolanos. “Hay planes concretos para la adaptación y redimensión de las leyes, el respeto a propiedad privada, el estímulo al sector privado y la eliminación de la interferencia del Estado. Pero todo pasa por el cese de la usurpación”, puntualiza.

Ligia Perdomo / @LigiaPerdomo

Tomado de Banca y Negocios

VENCER A LA CRISIS

El ámbito de bienes raíces siempre confiere oportunidades de inversión para quienes deciden emprender su propio negocio, igualmente en tiempo de crisis, lo que es crucial es tener un plan de acción a mediano y largo plazo para sacar provecho de la situación. Lo primero que debe tenerse en cuenta es que la necesidad de un lugar donde vivir o instalar un negocio forma parte de las necesidades esenciales del ser humano, tan importante como la comida y los servicios públicos.

Venezuela no es la excepción, a pesar de la depreciación de la moneda, es impresionante ver cómo el sector inmobiliario no ha cesado su actividad, con la puesta en venta y alquiler de cientos de apartamentos, locales casas, terrenos y centros comerciales.

¿Invertir?

La inversión en tiempos de crisis constituye un desafío para los emprendedores, quienes no dejan pasar la ocasión para seguir adelante con los negocios a pesar de la incertidumbre que puede presentarse en algunos casos, que se manifiesta en la múltiple oferta que aparece en el mercado, factor que genera una competencia sin precedentes entre las personas que desean obtener un beneficio proveniente de la venta de inmuebles.

Se debe tener presente el hecho de que el mercado ha cambiado, ya no se aprecia esa oferta de inmuebles en alquiler que era referencia en los avisos clasificados de la prensa escrita, sin embargo la actividad en el sector inmobiliario no ha cesado, aunque ha sido necesario realizar ajustes para adaptarse a los cambios y exigencias que van apareciendo en el entorno.

Realmente la necesidad de un techo se ha vuelto cada vez más imperiosa para los venezolanos, quienes han redoblado esfuerzos para encontrar un lugar donde establecerse. Ante la hiperinflación, optar por los espacios compactos se ha vuelto el común denominador, con el propósito de optimizar el presupuesto e instalarse cómodamente en la medida de lo posible.

En Venezuela, es prioridad para una organización contar con un espacio donde recibir a su público, así como es imprescindible para una persona vivir cómodamente, hecho que ratifica la importancia de contar con un servicio eficiente en el ámbito inmobiliario, para estar en capacidad de ofrecer múltiples opciones a quienes deciden invertir su patrimonio.

Encontrar el inmueble ideal se ha vuelto la meta de toda persona, en particular de quienes desean emprender un nuevo negocio o iniciar una nueva etapa de su vida, por lo cual el mercado inmobiliario siempre representa la fuente de apoyo en la que pueden encontrar las mejores recomendaciones para invertir, ya sea comprando o alquilando.

Por ese motivo, si usted desea salir airoso de la crisis, invierta en el sector inmobiliario, o mejor aún, decídase a convertirse en corredor de bienes raíces y siempre andará de la mano del éxito.

Angel Pinton